Convirtiendo hiedras en piezas de eco diseño. Parte 2.

Estamos de suerte!!

Furgoneta llena de hiedras.

La recogida de hiedras ha ido genial. Algunas desprendidas por su propio peso y otras abrazadas a árboles caídos. Unos diez magníficos ejemplares esperando a convertirse en lámparas, cabeceros y estanterías.

 

 

 

La Luz del Bosque

Un día estupendo por el bosque, salvo por los problemillas para sacar la furgo de aquellos caminos llenos de barro.  Asturias es lo que tiene, nunca se seca el suelo del todo.

 

 

 

Hiedra sin descortezar

Dejando los percances a un lado, he montado un  improvisado taller en la calle para aprovechar el buen tiempo. En la mesa de operaciones una enrevesada hereda helix  de metro cincuenta,  que parece tener muy buena pinta antes de empezar a descortezar.

 

 

 

descortezando hiedra

Solo existe una forma de saber lo que hay debajo, pelar y pelar.

 

 

 

descortezando hiedras 2

Escoplo y martillo en mano empezamos a apreciar sus vetas y colores.

 

 

 

Minus

Mientras tanto, nuestro ayudante con bigote nos infunde paciencia y constancia.

 

 

 

cepillando hiedra

Tengo que reconocer que además de Minus El Bigotes, las máquinas también ayudan en algo.

 

 

 

limpiando hiedra

Después de hacerle la limpieza de lo más grueso, podemos hacernos una idea bastante aproximada de cual será el resultado.

 

 

 

Anuncios